Resiliencia

13.08.2018

A veces la vida nos pone a prueba, y nos plantea situaciones que nos sobrepasan, sintiendo que no podemos seguir adelante.

 

Entonces es cuando tenemos  dos opciones: dejarnos vencer y sentirnos desmotivados o sobreponernos y salir fortalecidos, apostar por la resiliencia.

La Resiliencia es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas, pero en psicología añadimos algo más al concepto de resiliencia: no sólo gracias a ella somos capaces de afrontar las crisis o situaciones potencialmente traumáticas , sino que también podemos salir fortalecidos de ellas.

Las personas resilientes no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades que les ha tocado vivir, sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo su potencial.

¿Cómo puede ayudarte la terapia a ser más resiliente?
La persona que viene a terapia, busca conectarse a su resiliencia. Todos podemos ser resilientes. La resiliencia es una capacidad humana, ya la tienes o la puedes desarrollar. Una determinada situación vital pide activarla o construirla La psicología ayuda a las personas a desarrollar una manera diferente de ver las circunstancias de modo más optimista, conscientes de que después de la tormenta llega la calma. 

¿Cómo podemos ser más resilientes?
La resiliencia es algo que todos  podemos desarrollar a lo largo de la vida.
Todos podemos ser resilientes, siempre y cuando cambiemos algunos de nuestros hábitos y creencias. De hecho, las personas resilientes no nacen, se hacen, lo cual significa que han tenido que luchar contra situaciones adversas o que han probado varias veces el sabor del fracaso y no se han dado por vencidas. 

Las personas que practican la resiliencia:

1.    Son conscientes de sus potencialidades y limitaciones. El autoconocimiento permite saber  cuáles son sus principales fortalezas y habilidades, así como sus limitaciones y defectos. 

2.    Confían en sus capacidades. Al ser conscientes de sus potencialidades y limitaciones, las personas resilientes confían en lo que son capaces de hacer. Si algo les caracteriza es que no pierden de vista sus objetivos y se sienten seguras de lo que pueden lograr. 

3.    Asumen las dificultades como una oportunidad para aprender.  Estas personas asumen las crisis como una oportunidad para generar un cambio, para aprender y crecer. Cuando se enfrentan a una adversidad se preguntan: ¿qué puedo aprender yo de esto.

4.    Practican el mindfulness o conciencia plena. Aún sin ser conscientes de esta práctica milenaria, las personas resilientes tienen el hábito de estar plenamente presentes, de vivir en el aquí y ahora y de tienen una gran capacidad de aceptación. Para estas personas el pasado forma parte del ayer y no es una fuente de culpabilidad y preocupación mientras que el futuro no les aturde con su cuota de incertidumbre y preocupaciones. 

5.    No intentan controlar las situaciones, sino sus emociones. Una de las principales fuentes de tensiones y estrés es el deseo de querer controlar todos los aspectos de nuestra vida. Por eso, cuando algo se nos escapa de entre las manos, nos sentimos culpables e inseguros. Sin embargo, las personas con capacidad de resiliencia saben que es imposible controlar todas las situaciones, han aprendido a lidiar con la incertidumbre y se sienten cómodos aunque no tengan el control. Se centran en cambiar sus emociones, cuando no pueden cambiar la realidad.

6.    Son flexibles ante los cambios. A pesar de que las personas resilientes tienen una autoimagen muy clara y saben perfectamente qué quieren lograr, también tienen la suficiente flexibilidad como para adaptar sus planes y cambiar sus metas cuando es necesario. Estas personas no se cierran al cambio y siempre están dispuestas a valorar diferentes alternativas, sin aferrarse obsesivamente a sus planes iniciales o a una única solución.

7.    Buscan ayuda . Cuando las personas resilientes pasan por un suceso potencialmente traumático su primer objetivo es superarlo, para ello, son conscientes de la importancia del apoyo social y no dudan en buscar ayuda profesional cuando lo necesitan.
 

« Volver



0810-220-6060